miércoles, 5 de septiembre de 2012

D. MARIANO, EL TRANQUILO

No se si he explicado esta anecdota alguna otra vez: Visité, hace muchos años, al Presidente de una Cía.. en U.S.A., que sobre la mesa de su despacho tenía una piedra con una placa a modo de pisapapeles. Se dió cuenta que yo miraba el pedrusco con atención , y, me dijo: "Quieres saber lo que dice la placa?".Asentí. La placa decía: "Debajo mio reposan aquellos asuntos de los que no quiero preocuparme". Mi amigo añadió: "Cuando recibo un telex (en esa época)o una carta urgente e importante con un asunto problematico, lo coloco debajo del pisapapeles. De vez en cuando reviso lo que hay debajo del pedrusco y observo que muchos de los problemas se han resuelto por sí solos ; éstos los archivo. y los que todavía no se han resuelto los castigo, otra vez, al peso de la piedra" No se si D. Mariano tiene el mismo pisapapeles pero, en todo caso, actúa igual. A lo peor, sin embargo,los problemas no se le resuelven y resulta que no son sólo de EL , sino de todos nosotros. Dice que cumple con su obligación y que por ello le volveremos (?) a elegir. Y si fuera que ni cumple ni le elegirán? Pero EL, tranquilo incluso a pesar de los "piropos" que le han dedicado,estos días, el THE WALL STREET JOURNAL y THE FINACIAL TIMES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada