jueves, 25 de octubre de 2012

PONTIFICES Y ALUCINACIONES

Hay quien, por no poder llegar a Sumo PONTÍFICE, por una u obra RAZÓN, desde cualquier tribuna, propia o ajena, se erigen a sí mismos como tales. Y así empiezan, en muchos casos, las alucinaciones. Vamos por partes. Ayer, una vez más, el Sr. Aznar se erigió en Pontífice y desde su tribuna DICTÓ lo que debe hacerse. Surgió de nuevo el personaje preferido de la derecha purita y durita, porque la pura y dura es todavía peor pero se conforman, de momento, con él. Porque el lo dice hay que cambiar España. Hay que volver a la España, UNA, UNA y UNA (no dijo lo de GRANDE, por razones evidentes, ni lo de LIBRE porque creo que no es una palabra, que en el contexto en que lo dijo y para quien iba dirigido, pudiera aplicarse. Un catedrático mio de Derecho Político, dijo una vez en clase que todos los dictadores solían ser bajitos, gorditos y con bigote. Lo de gordito no casa, después de la gimnasia republicana (USA) que ha practicado el Sr. Aznar.Dijo, "para que España se rompa antes se romperá la sociedad catalana" Supongo que entre independentistas y no. Remito mi comentario a esta afirmación - o deseo? - a mi comentario más adelante sobre una afirmación parecida del Sr. Boadella Ayer en "el gato al agua", a parte de los Pontífices habituales, surgió uno, nuevo en plaza, que fue a promocionar su libro de reciente lanzamiento: En Albert Boadella. Huyó, según él, de Catalunya por la persecución que se le practicaba. No soy ni psicólogo ni psiquiatra, paro una idea fija persecutoria cuando no existe, creo que está en los libros de ambas materias. Se fué de Barcelona, simplemente, porque ya no tenía éxito después de haber tenido y mucho pero con su alucinación se hizo un lugar en Madrid. Siguiendo con las alucinaciones, ya no sólo de él, sino de casi todos los tertulianos, resulta que los ciudadanos independentistas, están - estamos - enfermos. El virus de esa enfermedad es sólo para los independentistas. Luego se hicieron un lío: resulta que tampoco hay libertad, en Catalunya, que la "mayoría silenciosa españolista" tiene miedo cuando lo que se ha convocado es una elección en la cual puede ir a votar quien quiera y el voto es secreto, pero eso no vale dentro de la alucinación. Tampoco vale un "referendum" - según En Albert Boadella eso sólo lo convocan las dictaduras para ganar - por lo que, consecuentemente, el de la Constitución tampoco es válido. O, ¿ese sí? y si la mayoría silenciosa no va a votar, ¿qué le da miedo en una votación libre y secreta?, Dijo tambien que la sociedad catalana se ha fracturado por la cuestión independentista. Que muchas familias ni se hablan. Yo que conozco muchas familias que en esa cuestión,como en muchas otras, no todos piensan igual, entre ellas, la mia,no conozco ninguna que se haya roto. Hablan, discuten pero con educación y respeto hacia cada uno. Algo que, al parecer, falta en el entorno del Sr. Boadella, de los tertulianos y especialmente del Sr. Rivera que asentía muy claramente, mirando de reojo a la cámara NO se salieron del guión. Estaba, una vez más el Sr. Albert Rivera con el que sigo preguntándome qué hace ahí, a parte de cobrar. Cuando dice, alguna vez lo intenta aunque poco, algo que se aparta del guión original del programa y con sentido, además de no hacerle ni caso lo callan.También hablaron de la famosa carta de los 4 diputados europeos(3 catalanes y 1 gallega pero en nombre de ERC) dirigida a la Vice-Presidenta del Parlamento Europeo sobre la petición de una declaración formal del mismo sobre el eventual uso de la fuerza por un estado miembro sobre parte de su población. Herejes, a parte de trastocar, completamente, el contenido de la carta los mandaron, entre sonrisas burlonas a la hoguera. ¿Cómo se atreven?. Dentro de los Derechos de cualquier diputado Europeo está el de dirigir preguntas, de cualquier tipo, serias o no. Pero eso no lo pueden hacer ni los catalanes ni los gallegos. Veremos cual será la respuesta, si la hay. Todavía se enfurecieron más cuando se supo que una de las firmantes, diputada catalana por el PSOE, que dimitió de su cargo como secretaria para no involucrar, pulcramente, a los demás de su Grupo, desmintió al Sr. Pérez Rubalcaba, diciendo que no era cierto que estuviera arrepentida de lo que escribió. Trastocaron, los tertulianos, el orden.Convirtieron a los acusadores de un participante en el programa, en acusados. Viva la honestidad y objetividad!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada