martes, 13 de noviembre de 2012

2º REFERENDUM= ¿EUROPA?

Quiero ahondar, algo más, en lo que ya he esbozado e insinuado en este blog alguna otra vez. Vaya por delante que soy, hasta la médula, un europeista convencido, pero de una Europa igual, de los pueblos y ciudadanos, democrática con instituciones elegidas directamente por esos pueblos y ciudadanos y funcionando como en cualquier organización democrática, no como ahora con un Parlamento practicamente sin poder, con unos diputados representantes del "panteón" de hombres más o menos ilustres, recogedores de sus servicios prestados, de unos ejecutivos responsables (¿?) ante quien? enecrrados en sus castillos de acero y cristales que conocen lo del mundo real sólo por lo que ven desde sus ventanas, disfrutando de increibles prebendas y sueldos sin ninguna contrapartidapor su parte,dominada de hecho por los poderes financieros a través de los paises "fuertes". Esta NO es mi Europa. Después de esta declaración de "principios", considero lo más democrático llevar a cabo un 2º referendo, después de conseguida legalmente (no forzosamente según la estricta "legalidad" española),sobre la petición o no de ingreso en la U.E.Probablemente arrastrados por las intensas presiones de la diplomacia española -por cierto dirigida por una persona que no sabe lo qué es un golpe de estado "en términos estrictamente juridicos" como dice él- los dirigentes de esa U.E., no elegidos directamente, dicen hoy lo contrario de lo que dijeron ayer y se quedan tan tranquilos porque no ha llegado,aún,el momento de la decisión auténtica. Pero, siendo claros, resulta más que probable que Catalunya, de entrada, quedara fuera de la U.E.. Que "Europa" no nos quisiera.La pregunta sería, queremos, los catalanes independientes, esta Europa? Para que Catalunya estuviera o no en Europa, no depende sólo de la U.E. sino, también, de Catalunya. Si no nos quisieran, deberíamos quererla nosotros forzosamente? Para qué? Para ser sus contribuyentes netos? Nos han vendido Europa como el remedio a todos nuestros males y así estamos. Europa dirigida por unos gobiernos dependientes sobre todo de sus ansias y expectativas electorales, forzando a la austeridad y ajustes de otros para salvar, principalmente, a sus propios bancos,forzando a los "mercados" con sus primas de riesgo a rebajar las expectativas de crecimiento y competitividad de muchos paises que iban conviritendose en la competencia real de sus propias industrias. Con una moneda única, que no forzosamente debería dejar de ser,también,la propia - aunque con serias dudas de que interesara que lo siguiera siendo- con un Banco Europeo que no actúa como tal Banco sino sólo siguiendo los dictaods del Banco Central del Estado dominante. Con una Europa con tal cantidad de características.de todo tipo,tan dispares. No interesaría más la independencia ,incluso,de Europa, siendo capaces de tomar nuestras propias decisiones y políticas financieras, económicas,sociales? Opino, por lo menos, que se debería pensar bien. Tal vez les queramos nosotros a ellos menos, en nuestro propio interés, de lo que ellos a nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada