miércoles, 29 de enero de 2014

BALANZAS FISCALES

Que sí, que no, que caiga un... Esta historia parece de niños que todavía van a párvulos y no han aprendido nada de nada, todavía, más que a cortar papeles de colores, pegarlos como les parezca, cantar y.... Es decir, es como si las balanzas fiscales fueran como una de esas hojas de papel que se cortan y recortan como cada uno quiere, dándoles la forma que le apetezca y salga, por fin, como le guste más. Luego las pegará en cualquier sitio y quedará satisfecho de su trabajo y ... a jugar. Nuestro chiquillo, Montoro, Ministro de varias cosas, ha cogido esa hoja de las balanzas fiscales, la ha recortado como ha querido y ahora no sabe donde pegarla porque, apuesto, todavía no sabe si le gusta como ha quedado y tendrá que cambiar el recorte. En este país de pandereta rota, ajada y faltandole algún palillo - por eso suena tan mal - no se es capaz, por muy Ministro que uno sea, de ser serio. El Ministro no quiere las balanzas fiscales, aunque tiene el MANDATO de publicarlas, porque producen independentistas. Con sólo esta afirmación ya da una idea muy clara de como son. Es decir alimentadoras de independentistas por las diferencias que arrojan. Sabio él, después de este reconocimiento tan evidente e implícito, al no publicarlas desaparecerán los independentistas. Así se gobierna dando muestras de la podredumbre de la legitimidad de un tal Gobierno. Viva la Ley de Transparencia, Otra burla más y van...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada