jueves, 16 de enero de 2014

LOS ANTISISTEMA, ¿QUIENES SON?

A casi todo aquel que se manifiesta contra casi cualquier cosa, desde hace un tiempo se le clasifica y etiqueta, por muchos y enter ellos por los respectivos gobiernos como ANTI-SISTEMA y siempre con un cierto aroma de marginalidad, violencia, etiqueta de peligrosos. En realidad pretenden, los "auténticos" acciones políticas diferentes a las aplicadas por los respectivos gobiernos. De entrada, esta posición es totalmente normal, si se está en desacuerdo.El haber rodeado esa etiqueta del halo de violencia y peligrosidad es la única arma del sistema establecido, -le llamaremos el "establishment" para entendernos-,para desacreditarlos. El sistema debería ser la democracia sana, aquella en que los políticos son los representantes de sus electores. Pero, el "establishment" lo ha pervertido. Su refugio, manido y tortuoso refugio, es el de que han sido elegidos y que si no valen las próximas urnas se encargaran de castigarles. Debemos recordar que las urnas recogen unos votos de quienes están de acuerdo con el programa de gobierno propuesto por aquel al que eligen y es ese programa el que quieren que se lleve a cabo. Solamente ese! No el que se sacan de la manga una vez elegidos y con capacidad entonces - entienden los elegidos - de hacer lo que les venga en gana. Actuar así, como se hace, es FRAUDE y el fraude debería castigarse y no a los 4 años, sino inmediatamente. El sistema debería ser el de la separación efectiva de poderes para que hubiera realmente un control de los elegidos. De nuevo el "establishment" lo ha pervertido. Que los jueces, los Altos Tribunales dependan - son elegidos por el "establishment -de ellos es negar, digan lo que digan, el imparcial control necesario. El Parlamento, dentro de esa separación, debería controlar al ejecutivo en cuanto a que sus Leyes y similares se ajustarán al programa que les ha llevado al Gobierno. De nuevo el "establishment" lo ha pervertido con la disciplina de voto. El diputado elegido por el pueblo, no por el Partido - aunque sea éste quien le ha incluido en las Listas electorales - se debe a sus electores no a su Partido ni al Gobierno por mucho que sea de su propio signo. Las Listas cerradas, la disciplina de voto ha pervertido el sistema. Conclusión, si el sistema es la democracia y la división de poderes, los ANTI-SISTEMA son los del "ESTABLISHMENT" y ellos son, SÍ, verdaderamente peligrosos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada